Inicio > Fotografía de... > Acción
FOTOGRAFÍA DE ACCIÓN
Velocidad y obturación

Borroso o nítido

Velocidades de obturador para parar el movimiento

Fotografía de movimientos esporádicos

Equilibrio y pose

El barrido en la acción

Fenómenos de plano focal y velocidad


Velocidad y obturación

La velocidad ha sido siempre uno de los aspectos más apasionantes de la fotografía. Hace un siglo, la gente se maravillaba de que pudiera hacerse un retrato en cuestión de minutos o de segundos, pues todavía lo relacionaban con el tiempo empleado por los pintores y con las semanas y los meses que exigía la realización de un cuadro. Cuando se lograron disparos con velocidades de obturador de 1/40 seg, se pudo decir que se había llegado verdaderamente a la era de la velocidad.

Para conseguir una gran sensación de acción, el fotógrafo empleó la técnica del barrido. Con una velocidad de obturación de 1/15 seg y diafragma 8, siguió la trayectoria del atleta, disparando cuando éste aparecía centrado en el visor.

Hoy, desde luego, las velocidades mucho mayores de los obturadores modernos, unidos a objetivos más luminosos, parecen cosa natural. Las mejores cámaras operan con velocidades de obturación hasta 1 /16.000 seg. Cuando se utilizan luces de flash electrónico, las velocidades llegan a ser increíbles

Pero la velocidad es relativa. Incluso en la fotografía de acción, la velocidad máxima que puede alcanzar el obturador no suele ser necesaria.

El movimiento relativo es mucho más importante en la fotografía de acción directa (un coche en movimiento, un tren, una carrera...). Sí nos situamos al lado de una autopista mirando los coches, podemos observar el siguiente fenómeno: Cuando los coches están a unos 100 m de distancia no dan una gran impresión de velocidad; simplemente se hacen más grandes. Pero a medida que se acercan, van aumentando de tamaño, rápidamente al principio, y luego más despacio.

Con la cámara en la mano, este fenómeno sólo significa que se necesita una velocidad de obturador mucho más rápida para "parar" la acción cuando el objeto cruza ante nosotros que cuando se está acercando o alejando.

Volvamos de nuevo a la autopista. Apartémonos unos 30 m del carril de circulación más próximo, de modo que el ángulo de la visual hacia los coches que se acercan sea menos agudo. La velocidad se manifiesta un poco más a cierta distancia, pero, aunque parezca raro, no en el momento de pasar ante el observador. Casi es posible, incluso, captar algunos detalles. No es necesario girar la cabeza tan violentamente para seguir el movimiento. De modo que, para esta situación, puede requerirse algo más de velocidad de obturación para los coches que se aproximan y no tanto para los que cruzan ante nosotros.


Borroso o nítido

Hay dos escuelas diferentes, que sustentan distintos puntos de vista acerca del mejor modo de lograr la expresión de velocidad en una fotografía. Una exige la técnica de congelación y la otra la de difuminado.

La mejor ilustración posible del concepto de congelación es la clásica fotografía de una bala a toda velocidad. Lograda con la luz de un flash electrónico, disparado automáticamente, la bala se ve en forma estática en el espacio, como si no fuese a ninguna parte y no amenazara a nadie. Está "parada" de tal modo, que no da mayor sensación de velocidad que el retrato de una fruta en una naturaleza muerta. La ilustración opuesta corresponde a una toma tan "movida", que no es más que un borrón difuminado. Es velocidad, pero velocidad sin significado.

Naturalmente, la respuesta fotográfica (una fotografía que a la vez identifique al objeto y dé sensación de velocidad) debe estar entre la total congelación y el puro borrón. Las tomas de acción no detenida, especialmente en color, interpretan el movimiento. Dan la "sensación" de la acción, pero poco o ninguna información. Muestran con exactitud la delimitación de formas para aludir levemente al sujeto de la foto. Son interesantes y a veces efectivas, pero su misma originalidad impulsa a los fotógrafos a la búsqueda de respuestas más reveladoras.

Hay por lo menos dos de tales respuestas. Una es una toma oblicua o casi frontal de la acción, en la que haya la suficiente aportación de movimiento (polvo flotante, músculos en esfuerzo o pies levantados) como para convencer al espectador de que están sucediendo cosas. El sujeto de la fotografía puede estar realmente "parado", pero su circunstancia indicará velocidad y acción.

La otra respuesta consiste en efectuar un barrido, siguiendo la acción de modo que la cámara, mientras gira, obtenga una buena imagen del sujeto, pero registre todo lo demás como un borrón de rayas horizontales. En realidad, una buena toma de barrido reproduce la propia experiencia óptica del coche que pasa: el ojo sigue al coche y se desentiende de lo demás.


Velocidades de obturador para parar el movimiento

Cuando el fotógrafo sabe qué velocidad de obturación hay que utilizar para casi detener el movimiento del objeto, puede seleccionarla junto con la abertura de diafragma que. en una exposición determinada, dé el suficiente detalle y la máxima profundidad de campo para esas condiciones. El grado de difuminación o desenfoque utilizado como base para la confección de la tabla adjunta es de 0,37 a 0,50 mm, en una copia de 20 x 25 cm ampliada del negativo completo. La tabla se basa en la utilización de un objetivo de distancia focal normal. La columna de movimiento da una idea de los tipos de actividad que producen las velocidades que se exponen en la primera columna.

La tabla también puede usarse para hallar las velocidades de obturador que indicarán una cantidad predecible de imagen difusa en los objetos en movimiento. Si se recurre a la velocidad de obturación inmediatamente inferior, la imagen será doblemente difuminada (aproximadamente, 1 mm) en una copia de 20 x 25 cm. Si la velocidad indicada en la tabla es de 1 /1.000 seg y en cambio se le da 1 /30 seg, la difuminación será de unos 12 mm. Si barremos con la cámara para seguir el objeto, el fondo estará desenfocado en esa proporción en el caso de que la dirección de la acción sea transversal al campo de la cámara. Si el objetivo que se va a usar es un gran angular, aproximadamente de la mitad de la distancia focal normal, deberíamos utilizar la velocidad de obturador inmediatamente inferior a la dada en la tabla. Si se trata de un teleobjetivo que tenga casi el doble de la distancia focal normal, utilizaremos la velocidad de obturador inmediatamente más rápida para conseguir la misma cantidad de difuminación.


Fotografía de movimientos esporádicos

El análisis anterior se ha referido a una acción continua, más o menos directa. Pero gran parte de la acción, especialmente en deportes de pelota, nunca es continua ni uniforme.

Las buenas tomas deportivas se basan tanto en el conocimiento que el fotógrafo tiene del deporte, como en su intuición y en el dominio de su equipo. El fotógrafo sabe que hay momentos de paro en el curso de una acción animada y que esos momentos, afortunadamente, son tan plásticos como cualesquiera otros. A veces, son incluso mejores. Consideremos por un momento a un jugador de tenis que realiza el saque. Antes de golpear la pelota, cuando ésta se halla en el aire, parece tener un brazo roto y constituye una imagen original como ninguna. En cambio cuando está totalmente extendido al conectar el golpe, es de una plasticidad innegable. Y en ambos momentos se puede parar la acción con facilidad.

Gran parte de todo ello depende de nuestro tiempo de reacción. No importa si uno es rápido o lento; lo que importa es que actuemos de modo que nuestras tomas se ajusten de forma adecuada a las características de los temas. Miremos un reloj grande con un gran segundero. Probemos con una serie de tomas desde 1,5 a 2 m, tratando de captar el segundero cuando marca exactamente los intervalos de diez segundos. Después de estos experimentos sabremos bastante bien cuál es nuestro tiempo de reacción; naturalmente, puede ser mejorado con la práctica, pero no hay que figurarse que se es muy bueno hasta que se haya demostrado.

Los fotógrafos deportivos veteranos conocen su deporte y también su tiempo de reacción. En boxeo, por ejemplo, disparan para captar el impacto del puñetazo.


Equilibrio y pose

La acción imitada o simulada parece absurda. Por lo general se descubre enseguida y resulta innecesaria. Con grandes velocidades de obturador, con un flash rápido y, sobre todo, con comprensión de lo que va a pasar, no se requieren falseamientos.

Podrían constituir excepción de ello las tomas frontales estándares de los jugadores de fútbol americano cuando se agachan antes de iniciar el juego, o las tomas de los atletas cuando están inmóviles en sus tacos de salida. Esas son poses clásicas. Más aún, son cuestión de equilibrio y no de pose. El equilibrio tiene sentido; la pose, no.


El barrido en la acción

La técnica de barrido para captar la acción es simple, pero están plenamente justificadas su experimentación y su práctica.

Primero situemos el foco para la distancia a la que el coche va a pasar frente nosotros. Entonces, con el obturador montado, miremos hacia el coche por el visor a medida que se acerca. Mantengamos el ojo pegado al visor, girando la cabeza y los hombros mientras sigue acercándose. Volvámonos siguiéndolo. Hagamos el disparo cuando el coche esté exactamente enfrente, pero no nos paremos. Sigamos su marcha, como se sigue el movimiento del palo en un golpe de golf. Cuanto más suavemente nos volvamos, más rectas serán las líneas difuminadas en la imagen y mejor sugerirán la velocidad.

Probemos con varias velocidades de obturador, empezando por 1/25 seg, aproximadamente. Cuanto más alta es la velocidad del obturador, menos desenfoque se produce. Entonces puede decidirse cuál de los efectos es preferible y probarlo en otras imágenes.


Fenómenos de plano focal y velocidad

Muchas cámaras deportivas, así como la mayor parte de las reflex, tienen obturadores de plano focal o de cortinilla, que se desplazan frente a toda la cara de la película. Por ejemplo, a 1/500 seg, todas las partes de la película reciben su exposición de 1/500 seg, pero no todas al mismo tiempo. La ranura de la cortinilla tiene que desplazarse por toda la película y eso requiere cierto tiempo. De modo que las primeras partes expuestas de la película registran su porción de imagen una fracción de segundo antes que las expuestas posteriormente

Si el obturador se desplaza en la misma dirección que el objeto que se mueve con rapidez, habrá un poco de alargamiento de la imagen; si la dirección del obturador es opuesta a la del objeto, se puede lograr un efecto de compresión. Por tanto, el efecto depende de la dirección de desplazamiento del obturador.

Velocidad. Conseguir una buena marca de acción rápida es importante y vale la pena hacerlo. Pero, una vez que se han dominado las cuestiones básicas del disparo veloz, hay que comprobar el trabajo realizado. ¿Se ha ganado en velocidad y perdido en imagen?

Las fotos, las buenas fotos, son el fin último de la fotografía. Por tanto, no sucumbamos a la tentación de aceptar cualquier éxito en las tomas rápidas como si ya fueron suficientemente buenas.


COMENTARIOS

Añade un comentario

Nombre:
Comentario:

Concursos de fotografía
24/07/2020

Ya está abierto el Concurso World Photographic Cup 2021

Fecha límite presentación: Hasta el 15-10-2020.

Premios:

  • Las medallas de oro, plata y bronce se otorgarán a la primera, segunda y tercera imágenes.
  • Se entregarán certificados digitales de participación a todos los miembros individuales del equipo.
  • Los certificados de Nation Awards se otorgarán al autor de la imagen con la puntuación más alta de todos y cada uno de los equipos ingresados

El WPC fue fundado en 2013 como un esfuerzo cooperativo por la Federación de Fotógrafos Europeos (FEP) y los Fotógrafos Profesionales de América (PPA). Su objetivo principal es unir a los fotógrafos en un espíritu de amistad y cooperación...

Más concursos...


Noticias de fotografía
27/07/2020

Impresionantes fotografías de la Vía Láctea

Fotografiar la Vía Láctea es una de esas experiencias que, salvando todas las dificultades técnicas que conlleva este tipo de fotografía, proporciona más satisfacción a un fotógrafo.

Más noticias...


Exposiciones de fotografia
27/07/2020 - Cuenca

José Manuel Navia. Alma tierra

Cuando en un país el ochenta por ciento de su población vive tan solo en el veinte por ciento del territorio nos debemos preocupar y preguntar por qué está pasando. Se trata de una preocupación presente, pero también y, sobre todo, un problema futuro.

Más exposiciones...


Maestros del reportaje
27/07/2020 - Massachusetts

James Nachtwey: "Hay un trabajo que hacer... contar la verdad". ..

Nachtwey se ha dedicado a documentar guerras, conflictos y problemas sociales. Ha realizado muchos reportajes en El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Líbano, Cisjordania, Gaza, Israel, Indonesia, Tailandia, India, Sri Lanka, Afganistán, Filipinas, Corea del Sur, Somalia,..

Más fotógrafos del reportaje...


Copyright© 2019 Prisma2.com - Sólo fotografía
Todos los derechos reservados.