Inicio > Equipo fotográfico > Obturadores
Obturadores

Un obturador es un dispositivo que descubre la abertura del objetivo o la película para exponer ésta a la luz durante un período de tiempo predeterminado y se cierra a continuación automáticamente. Hay dos tipos fundamentales de obturador, según la posición que ocupen. Si está colocado en el plano del diafragma del objetivo, se llama obturador central; si se halla justamente delante la película, se llama de plano focal. La mayoría de los obturadores se disparan mediante un muelle y se controlan mecánicamente. No obstante, cada vez son más los modelos en los que se utilizan circuitos electrónicos y electroimanes para controlar la velocidad de apertura y cierre.


Obturador central

El obturador central consta de varias laminillas que se abren por completo. La velocidad elegida controla el tiempo de apertura.

En el interior del objetivo pueden instalarse varias clases de obturador. El más sencillo está constituido por un disco giratorio con una abertura que se interpone en el camino de la luz mediante la acción de un muelle o resorte. Tales obturadores suelen tener una sola velocidad (en torno a 1 /40 seg) y se instalan en las cámaras más sencillas. Los obturadores más complejos constan de una serie de laminillas que se abren y cierran a partir del centro, al igual que el diafragma del objetivo; por ello se denominan obturadores de hojas o laminillas. Los mecanismos del diafragma y el obturador, aunque se colocan en el mismo alojamiento por razones de utilidad, son diferentes. Al disparar, las laminillas se abren por completo a todas las velocidades y se cierran inmediatamente a la más alta. Las velocidades bajas se logran frenando el movimiento a lo largo del ciclo de apertura con cierre inmediato; en las muy bajas, se mantiene la abertura durante un intervalo adecuado. Para accionar las hojas se usan dos tipos principales de mecanismo. En el primero la presión sobre el disparador tensa los muelles, que se liberan al seguir apretando para hacer la exposición; en algunos casos, la palanca de disparo se levanta primero para cargar el muelle y a continuación se presiona para liberarlo. La ventaja de este sistema consiste en que hace falta una presión mucho menor para disparar, por lo que el riesgo de mover la cámara es inferior. Además, el intervalo de velocidades puede ampliarse en rapidez y lentitud con respecto a los dispositivos más sencillos, ya que permite incorporar más de un mecanismo de control de tiempo. El primer obturador de este tipo (Compound) llevaba un dispositivo de tensión variable del muelle que funcionaba entre 1/25 y 1/200 seg, y otro de tipo neumático de retraso entre 1 y 1/10 seg.

Velocidades de los obturadores de hojas.

La velocidad máxima que alcanza un obturador de este tipo tiene un límite. Las hojas se desplazan hasta alcanzar el diámetro del objetivo a todas las velocidades, independientemente de la abertura del diafragma, de manera que la distancia que han de recorrer depende del tamaño de objetivo. Además, en las posiciones extremas de abertura y cierre es necesario vencer la inercia, lo cual significa que las hojas no se desplazan constantemente a la velocidad máxima. En ciertos objetivos de diámetro reducido, como los de las cámaras de 35 mm, estos factores y otros relacionados limitan la velocidad a 1 /500 seg.

Ventajas de los obturadores centrales.

Aunque la inclusión de un obturador aumenta el coste del objetivo, esta disposición presenta tres ventajas sobre la de un obturador de plano focal. En primer lugar, un obturador central puede sincronizarse con el flash a cualquier velocidad, ya que siempre se abre por completo. En segundo lugar, la abertura completa permite registrar sujetos móviles sin distorsión. Por último, es imposible construir un obturador de plano focal para un gran formato y que pueda dar exposiciones precisas y uniformes, a la vez que alcance velocidades elevadas.

Obturadores de plano focal

Obturador antiguo de cortinilla.

Los primeros obturadores de plano focal constaban de una cortinilla que corría entre dos rodillos que se cargaban con un muelle y cubría el plano de la película. La cortinilla llevaba una rendija que iba exponiendo la película a medida que pasaba de un rodillo a otro. Las diversas velocidades se obtenían modificando la tensión del muelle.

La velocidad de exposición de un obturador de plano focal puede variarse también cambiando el tamaño de la rendija. Los modelos posteriores de obturadores de plano focal se utilizan en muchas cámaras de formato 6x9 cm y menores. Están formados por una cortinilla de dos piezas de tejido cauchutado, material sintético o metal flexible. La construcción en dos piezas permite conseguir cualquier tamaño de rendija. Cuando se presiona el disparador, la primera cortinilla empieza a moverse, descubriendo el plano de la película; un momento después sale la segunda, que forma con la anterior una rendija del tamaño adecuado a la velocidad escogida.

En la mayor parte de las cámaras, a velocidades correspondientes a 1/125 seg, 1/60 seg e inferiores la primera cortinilla descubre por completo la película antes de que la segunda empiece a moverse; son velocidades compatibles con un flash de destello muy breve, como el electrónico. A velocidades de obturación superiores las cortinillas se desplazan con movimiento constante, y la exposición está determinada por su separación. A estas velocidades se requiere un flash de destello prolongado para que la luz permanezca en su intensidad máxima durante todo el desplazamiento de la rendija. Si se utilizase un flash de destello breve, sólo se expondría la parte de película situada inmediatamente detrás de la rendija en el instante del disparo, quedando el resto subexpuesto.

Obturador de plano focal moderno con varias cortinillas.

En los obturadores modernos, después de la exposición las dos cortinillas se superponen, de forma que pueden pasar de un lado a otro (o de abajo a arriba) sin volver a exponer la película, Independientemente de que el espejo o la cortinilla de cierre del chasis estén puestos o no.

Algunas cámaras emplean un obturador de plano focal de tipo Copal, formado por una serie de laminillas metálicas que se abren a partir del centro formando un rectángulo y luego vuelven a cerrarse.

Una ventaja importante del obturador de plano focal es que permite utilizar cualquier objetivo con la cámara; por esta razón es el más común en las cámaras de medio y pequeño formato de objetivo intercambiable. Además, permite la visión y el enfoque a través del objetivo sin necesidad de un segundo obturador para proteger la película una vez levantado el espejo.

Velocidades de los obturadores de plano focal.

Un obturador de plano focal puede alcanzar mayores velocidades de exposición que un obturador central, por lo que el desplazamiento de las cortinillas puede ser relativamente lento. Esto es debido a que cada porción de película se expone sólo mientras tiene la rendija delante.

Las cámaras digitales modernas pueden alcanzar una velocidad de obturación de hasta 1/8.000 seg.

Distorsión de la imagen.

La deformación de las palas del helicóptero es debida a los distintos momentos de exposición producidos con el desplazamiento de la rendidja del obturador.

Las elevadas velocidades de obturación necesarias para fotografiar sujetos en movimiento se alcanzan con obturadores de plano focal con rendija estrecha. Pero esto supone que, mientras la rendija se desplaza delante la película, la imagen cambia de posición en el fotograma. Como resultado, la parte superior del sujeto queda expuesta en una zona de la película, la inferior en otra y las intermedias entre ambas. Por tanto, se altera la forma del sujeto en la película.

Para obtener una imagen nítida y sin distorsiones de un objeto en movimiento rápido, hay que utilizar un obturador de plano focal con flash electrónico, o bien un obturador central.


Velocidad y control manual de obturación

En la gran parte de las cámaras, las velocidades de obturación se seleccionan, aún, girando un anillo o indicador con una escala. En general llevan topes en las posiciones marcadas y algunos también en las intermedias. La serie normalizada de velocidades da una exposición igual a la mitad (o al doble) de la precedente (o la siguiente), exactamente igual que la de números f/. La serie es: 1 seg, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125 1 /250, 1 /500 y, en algunos obturadores de plano focal 1/1.000 y 1/2.000 seg. En las cámaras digitales modernas pueden controlar velocidades desde 8 seg hasta 1/4000 seg. Normalmente, para mejorar la legibilidad sólo se indica el denominador; así, en lugar de 1/30 seg se encuentra 30. Otras posiciones del obturador son T, B y uno o más símbolos de sincronización con el flash T corresponde a exposición prolongada, por lo que a disparar el obturador se abre y queda así hasta que se vuelve a disparar otra vez. B es la posición en la que el obturador permanece abierto mientras el disparador está presionado y se cierra cuando se suelta. También suele estar marcada la velocidad máxima de sincronización con el flash electrónico, bien sea mediante un punto de color o bien mediante una flecha quebrada en forma de relámpago. En algunas cámaras de pequeño formato con obturador de plano focal hay otro mando que permite seleccionar velocidades de exposición de duración superior a 1 seg. La escala normal es 2, 4, 8 y 16 seg. Es frecuente que este mando se encuentre fijo al auto-disparador, que acciona el obturador algunos segundos después de haber sido disparado. Este dispositivo no sólo permite al fotógrafo incluirse en la escena, sino también añadir otros elementos, poner en marcha un aparato o controlar el tiempo y el contenido de la imagen. La mayor parte de los obturadores se dispara apretando con un dedo un botón o una palanca. También se les puede conectar un cable para disparar sin peligro de que se transmitan vibraciones a la cámara o para manejarla a distancia.


Control automático de obturación

En las cámaras de pequeño y medio formato cada vez son más comunes los sistemas de medición y control de la exposición que seleccionan o ajustan automáticamente la velocidad de obturación en función de la luminosidad del sujeto. En los sistemas llamados de prioridad a la abertura, el fotógrafo selecciona esta variable, y el control determina la velocidad de obturación. Si el obturador de plano focal Incluye un disparador electromagnético, puede funcionar a velocidades intermedias cuando la situación lo requiera. En las cámaras automáticas, el sistema de control determina tanto la abertura como la velocidad. Algunas sólo pueden funcionar de este modo, mientras que en otras es posible escoger un procedimiento de operación entre varios.


Tiempo real de exposición

Arriba: Obturador central. Abajo: Obturador de plano focal.

Un obturador ideal debería abrirse instantáneamente para dejar pasar toda la luz y cerrarse también instantáneamente al final del tiempo de exposición. Sin embargo, ningún mecanismo real puede alcanzar esta perfección. Un obturador central deja al descubierto primero la parte central de la abertura y necesita cierto tiempo para abrirse por completo y dar paso a toda la luz; análogamente, al cerrarse va cortando el paso a la luz de forma progresiva. Por tanto, la eficacia del obturador no es del 100 %, y el tiempo real de exposición no es el transcurrido entre el instante en que comienza la apertura y el fin del cierre.


COMENTARIOS

Añade un comentario

Nombre:
Comentario:

Concursos de fotografía
07/08/2020

Convocado el 24º Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña

Fecha límite presentación: Hasta el 11-10-2020.

Premios:

  • La dotación del Premio Luis Valtueña es de 6.000 euros, una cámara profesional modelo Leica Q2, valorada en 4.990 € y un lote de 10 fotolibros editados por La Fábrica.
  • Se entregarán certificados digitales de participación a todos los miembros individuales del equipo.

El certamen está destinado a reconocer y divulgar los mejores trabajos fotográficos que de forma singular evidencien inequidades sociales, injusticias y/o abusos de los derechos humanos, o bien, las situaciones que los propician o los combaten....

Más concursos...


Noticias de fotografía
27/07/2020

Espectaculares fotos de agricultores que cosechan lirios del delta del Mekong.

Cada otoño, el Delta del Mekong de Vietnam se llena de hermosos lirios de tallo largo que son el resultado de las inundaciones que nutren el canal. Desde principios de septiembre hasta mediados de noviembre, los agricultores de la provincia de Long An pasan sus días cosechando estas delicadas flores. Es un espectáculo increíble de ver y, por suerte, el fotógrafo Trung Huy Pham usó su habilidad para capturar impresionantes fotografías aéreas de la escena.

Más noticias...


Exposiciones de fotografia
02/07/2020 - Almería

Manuel Falces. Alquimista de la memoria

La comisaria Matilde Sánchez Imberlón, viuda del autor, ha reunido 260 fotografías que se complementan con 5 audiovisuales, 1 audio de programa de radio, el nuevo número de la colección Cuadernos CAF-UAL, además de un programa de actividades paralelas.

Más exposiciones...


Maestros del retrato
07/08/2020 - New York

Arnold Newman: "Puedo mostrar una parte fundamenal del alma". ..

Aunque realizaba todo tipo de fotografías, fueron los retratos los que le concedieron mayor relevancia. Una característica de sus retratos es el empleo de elementos u objetos que se relacionan con los intereses o la profesión del personaje fotografiado.,..

Más fotógrafos del retrato...


Copyright© 2019 Prisma2.com - Sólo fotografía
Todos los derechos reservados.